Literatura de intervención

"Caímos en nuestra propia trampa, colaboramos con un sistema 
que sabíamos portador de una muerte atroz" Daniel de Roulet

Nada hacía presagiar una nueva catástrofe nuclear. Y, sin embargo, sucedió donde menos se esperaba: en Japón, uno de los países más desarrollados del mundo. Hace veinticinco años Chernóbil, ahora Fukushima. No hace falta esperar un nuevo accidente. Corren tiempos de indignación y esta pequeña octavilla es una primera respuesta literaria, producida en la urgencia de la situación. Literatura de intervención. No tiene nada de oportunista ni de gratuito. En el momento justo del desastre, hace frente tanto al pasado de la lógica nuclear, como a su porvenir.