La lucha contra el aeropuerto de Notre-Dame des Landes

PORQUÉ LUCHAMOS? Sobre la resistencia al aeropuerto y su mundo

La lucha contra el proyecto del aeropuerto de Notre-Dame des Landes ha aumentado en presión durante los últimos años. Entre otras iniciativas, un movimiento de okupación se ha extendido en los inmuebles y boscajes amenazadas. Hace un año, ante las amenazas crecientes sobre las diferentes casas, cabañas y huertos, lxs habitantes de la ZAD y colectivos solidarios llamaban a una manifestación de reokupación si la expulsión se concretizaba.


Página web del ZAD


En Notre-Dame des Landes, expropiadores y constructores trabajan sobre un nuevo aeropuerto para realizar sus sueños voraces de metrópolis y expansión económica. Ahora hace ya 40 años que quieren aniquilar debajo del cemento 2000 hectáreas de tierra agrícolas y habitantes del norte de Nantes, la ZAD, Zona de Acondicionamiento Diferido que llamamos Zona A Defender. Desde los primeros días de este proyecto, la resistencia se organiza.

Esta lucha está al encuentro de objetivos sobre los que unirse y pensar en estrategias comunes. Con ellas, combatimos la alimentación de mala calidad, la sociedad industrial y el cambio climático, las políticas de desarrollo económico y de control del territorio, las metrópolis y la normalización de las formas de vida, la privatización de lo público, el mito del desarrollo y la ilusión de la participación democrática…
Hoy como ayer, lxs que se oponen, lejos de bajar los brazos, continúan la lucha : manifestaciones, recursos jurídicos, alianzas con otras luchas, huelgas del hambre, difusión en prensa, acciones de peajes gratuitos, oposición a las perforaciones, sabotajes, perturbaciones de los estudios de impacto del biótopo y de estudios arqueológicos, okupaciones de los despachos y las obras, etc…
Con gran perjuicio del Estado y de Vinci que compran y destruyen para vaciar la ZAD, la vida y la actividad se han intensificado y diversificado desde hace tres años. Numerosas casas dejadas al abandono han sido rehabilitadas y okupadas, han sido construidas cabañas en el suelo y en los árboles, colectivos okupan tierras para hacer huertas. Espacios de reunión, panadería, biblioteca, albergues, estaban abiertos a todxs. Más de un centenar de personas okupaban día a día la ZAD, apoyados por muchas gentes del lugar y otros sitios que se han encontrado y organizado. Esta presencia en el terreno permitía reacciones rápidas ante los procesos comenzados por Vinci con vista a las obras.
Este vivero creativo y díscolo que buscan ahora de eradicar para poder comenzar los trabajos. Guardamos en nuestra memoria las victorias pasadas contra los proyectos megalómanos, del nuclear al militar. Como Carnet, Plogoff o Larzac, sabemos que este aeropuerto puede ser parado. Miramos del otro lado de los Alpes donde la oposición a la construcción de la linea ferroviaria de alta velocidad Lyon-Turin moviliza toda una valle, donde decenas de miles de personas impiden los trabajos. Aquí también toda tentativa de destrucción de tierras les costará caro.

PARA INFORMACIÓN, ESTE TEXTO HA SIDO PUBLICADO ANTES DE LA LLAMADA A LA MANIFESTACIÓN DE REOKUPACIÓN

(traducido por https://resiste.squat.net/?p=1041)